VAM Rambler México

Espacio para los aficionados y entusiastas de las marcas Rambler, Vehículos Automotores Mexicanos (VAM), American Motors (AMC), Jeep, Nash, Hudson, Willys, Kaiser y Jeffery. Aquí encontrarás a otros aficionados y dueños de los automóviles producidos por e

    Historia del American Rally AMX, Rally AMX, Rally GT y Rally SST 1978 a 1983

    Comparte

    RallyGDL
    Admin

    Mensajes: 31
    Fecha de inscripción: 23/01/2011
    Edad: 29
    Localización: Guadalajara

    Historia del American Rally AMX, Rally AMX, Rally GT y Rally SST 1978 a 1983

    Mensaje  RallyGDL el Dom Ene 30, 2011 12:34 am

    Historia del VAM American Rally AMX 1978 y 1979, Rally AMX 1980 a 1983,
    American GT 1980, Rally GT 1981 y Rally SST 1981.

    Por Mauricio Jordán


    Para 1977, la designación “Rally” de Vehículos Automotores Mexicanos se había convertido en el referente alto desempeño más longevo en la historia de VAM igualando los periodos del Javelin y el Classic AMX juntos. Desde su lanzamiento en 1969 como un paquete de accesorios deportivos para el Rambler American dos puertas, poco a poco, el desempeño y equipo de competencia del modelo se fueron volviendo cada vez más serios y profesionales. Junto con ellos, las ventas y la popularidad del modelo fueron ascendentes a grado de que pasó de ser un paquete de accesorios a ser una edición dentro de la línea American. El modelo si encontró un bache en 1976 y 1977 con el exitoso lanzamiento del Gremlin X. Inclusive, pese a su buen desempeño en el mercado y la creación de imagen que representaba para la marca, la VAM consideraba descontinuar el modelo y reemplazarlo con el Gremlin X mismo. Parte de esto se dio porque el Rally estaba prácticamente inalterado desde 1970 y empezaba a mostrar su edad, mientras que el subcompacto apenas empezaba su tercera temporada y su segunda como deportivo. Ésta decisión significó la descontinuación de un concepto deportivo netamente mexicano único en la historia de la industria automotriz nacional.

    La inminente descontinuación de la línea Classic en 1976, la cual incluía el modelo enfocado (sin éxito) a ser el máximo deportivo de la marca desde la descontinuación del Javelin, el Classic AMX, hizo que VAM reconsiderara la decisión. Durante la mitad de la producción de los modelos 1976 la VAM resucitó el deportivo en la forma de un prototipo que data de 1973 que no se había llevado a producción, llamado "Rally 282" por el departamento de ingeniería de la VAM. El Rally de 1976 llegó con la mayor cantidad de equipo de norma en su historia destacando la presencia desde la fábrica de los frenos de potencia (discos delanteros), la dirección hidráulica, conjunto de calefacción con ventilación y el motor 4.6 Litros de seis cilindros con carburador de dos gargantas; todo esto para diferenciarlo del Gremlin X lo más posible y hacerlo mecánicamente más competitivo con sus contrapartes deportivas de las otras marcas. Una prueba de la producción tardía del modelo se puede ver en el manual de dueño de 1976 para las líneas American y Gremlin, no incluye información alguna sobre el modelo Rally. A la vez casi no hay anuncios y material impreso sobre el modelo. Al año siguiente, con la ausencia del Classic AMX, el American Rally se volvió oficialmente el modelo más deportivo de la marca, el de mayor desempeño y deportividad. Pese a la renovación estética del tercio delantero completo para 1977 y la mayor cantidad de accesorios de línea, el modelo no volvió a ver las mismas ventas que de 1972 a 1975. La VAM tenía que darle una renovación de fondo si quería volver a crear emoción por el modelo, algo lo más similar posible al éxito del Javelin como creador de imagen de la marca y todo lo contrario al fracaso del Classic AMX. ¿Había forma de hacerlo? Sí. Dicha renovación vio la luz con la gama de 1978.


    American Rally AMX 1978 modificado, noten la eliminación de los rótulos laterales "Rally AMX", las polveras cromadas, la punta del escape en cromo y los espejos de los modelos 1981.

    El año de 1978 fue de vital importancia para la VAM con actualizaciones de fondo en toda la gama, exceptuando solo a la línea Gremlin. El Pacer obtuvo nuevos diseños de cofre, de parrilla y de asientos; el American obtuvo nuevos diseños de faros, biseles, parrilla, luces de estacionamiento, calaveras, asientos, tablero y vestiduras, pero lo más nuevo para la línea fue algo sin precedentes en esa década: la disponibilidad de una CUARTA carrocería como modelo de producción por primera vez desde 1965. Dicha carrocería era un cupé tipo hatchback de tres puertas del mismo largo y ancho de las versiones sedan pero llevando una línea trasera inclinada al grado de casi desaparecer la división entra la línea del medallón con la tapa de la cajuela. Con esta configuración, la nueva carrocería tenía una tapa de la cajuela que abarcaba toda la parte trasera incluyendo el medallón y sosteniéndose sobre pistones de gas. Las ventanas traseras laterales siguieron siendo abatibles, pero cambiaron de tener cuatro bordes a tres y ocuparon el espacio completo del poste trasero. La diferencia no fue solo exterior sino exterior, el tercio trasero fue rediseñado también teniendo como consecuencia una expansión considerable del espacio de carga, la cual podía aumentar aún más abatiendo el respaldo del asiento trasero. La apariencia general del modelo fue la de un vehículo íntegramente deportivo. Precisamente, el nuevo Rally llegó como única versión a esta nueva carrocería.


    American Rally AMX 1979 con rótulos adicionales "AMX" sobre el cofre


    Motor de American Rally AMX 1979 - 4.6 Litros

    El cambio en el modelo fue TOTAL, no solo un cambio de apariencia exterior y la creación de un modelo separado en lugar de una edición. El cambio empezó desde el nombre, el nuevo deportivo se llamó American Rally AMX, la fusión de la designación mexicana “Rally” con la designación estadounidense “AMX”. Los interiores fueron totalmente nuevos excepto en las tapas de puertas iguales a las usadas en 1976. Destaca el nuevo diseño de tablero de plástico de color del interior con caras en imitación de madera y carátula de medidores cuadrados. Los asientos delanteros fueron rediseñados e inclusive el asiento trasero tenía forma de cubo. Una mejora en la deportividad interior se vio con el debut del conjunto de medidores auxiliares por abajo del tablero sobre la joroba de la transmisión y con la consola central entre los asientos. Entre los nuevos accesorios generales sobresale el chicote interior para liberar el cofre. Las únicas partes que permanecieron sin cambios con respecto a los modelos Rally anteriores fueron las coderas de puerta, la columna de dirección, el volante, la charola portabultos (el diseño sin salidas de aire acondicionado), las tapas de plástico sobre los desagües laterales, los cinturones de seguridad, los rines y las puertas. El tercio delantero era el mismo estrenado en 1977 con la diferencia de llevar su propio diseño de parrilla. El paquete de molduras cromadas desapareció del modelo, inclusive las dos defensas venían del color de la carrocería e incorporaban por primera vez molduras protectoras de hule (nerfing strips). En lugar del paquete había un juego de extensiones de plástico sobre los cuatro faldones de las ruedas, los delanteros incluían un alerón inferior completo. Sobre el techo y los postes centrales estaba presente la banda de aluminio de diseño “Targa” tipo diadema que debutó el año anterior en el American GFS, creando una vista deportiva nueva. El medallón venía cubierto por un juego de persianas. Los rótulos laterales cambiaron también, iniciando sobre la base de la diadema y pasando sobre la puerta hasta llegar al fin de las salpicaderas, aparte de llevar la leyenda “Rally AMX” debajo de las ventanas traseras laterales.


    American Rally AMX 1979

    A diferencia de todos los modelos Rally anteriores, la estética del American Rally AMX era casi igual a la de su equivalente estadounidense el AMC AMX 1978 (también llamado AMC Concord AMX). Las diferencias estéticas entre ambos modelos estaban en que el estadounidense llevaba un diseño de abejorro en llamas aplicado sobre el cofre, el cual no existía en el modelo mexicano. Las calcas “Rally AMX” no existían en el modelo AMC, el cual llevaba paneles de imitación de aluminio cepillado sobre el tablero y tacómetro analógico mientras que el modelo VAM llevaba paneles de imitación de madera y tacómetro digital. El modelo nacional llevaba palanca de velocidades Hurst para la transmisión manual en lo que el vecino del norte llevaba un pomo redondo con los cambios indicados al tope. Los diseños de asientos y vestiduras junto con las disponibilidades adicionales del estadounidense marcaban el final de las diferencias entre ambos productos, siendo virtualmente iguales en el resto de sus componentes. El toque deportivo mexicano del modelo volvió para 1979, con un diseño totalmente nuevo y original de rótulos laterales alrededor del juego molduras protectoras de hule. Los rótulos “Rally” y “AMX” iban sobrepuestos sobre la lámina entre los huecos traseros de las ruedas y las puertas. El American Rally AMX también compartió las novedades del año presentes en el American y el Gremlin, como lo fueron las defensas de aluminio con alerones de plástico, las cuales venían en negro en vez del color de la carrocería. Incorporó los faros dobles cuadrados sobre las luces de estacionamiento horizontales y un diseño propio de parrilla deportiva solo compartida con el Gremlin X y el American 06-S. Entre sus nuevas características deportivas (y exclusivamente mexicanas) estuvo la nueva posición de la antena sobre el cuarto trasero del lado del copiloto junto a la tapa de la cajuela. En el interior llegaron nuevos diseños de vestiduras las cuales llevaban alfombra integrada en la parte baja. El conjunto de medidores auxiliares y la consola central fueron fusionados en una sola pieza, el compartimento para objetos le fue reemplazado por una codera y el cenicero delantero cambió a ser un cenicero para los ocupantes del asiento trasero (eliminando así los ceniceros laterales traseros). Desde la mitad del año anterior el logotipo “AMC” del centro del volante deportivo fue despareciendo a favor de un logotipo “VAM”. El nuevo diseño de carrocería y el cambio de nombre mezclados con el campeonato obtenido en el torneo organizado por la Comisión Nacional de Rallies el año anterior mandó al Rally de regreso a los buenos niveles de ventas vistos de 1972 a 1975, resultando una vez más en un gran éxito para la marca.


    Rally AMX 1980

    En 1980, pese a que la nueva carrocería solo llevaba dos años en el mercado, la VAM decidió descontinuarla a favor de una tercera carrocería nueva. El nuevo monocasco tenía las mismas medidas del Gremlin y conservaba la configuración hatchback, pero sus líneas eran rectas en vez de curveadas. El vidrio trasero (medallón) abarcaba la totalidad de las dimensiones de la tapa de la cajuela, que era prácticamente solo un marco. Como novedad, incorporó un alerón trasero solo para fines estéticos, aunque dicho accesorio significaba la eliminación de la chapa de la cajuela por falta de acceso (obligando el uso de una chapa eléctrica para poder abrirla). El nuevo Rally incorporaba nuevos diseños de calaveras y luces direccionales laterales traseras (redondas en vez de rectangulares, obtenidas del Gremlin), ventanas traseras laterales fijas en vez de abatibles y parrilla exclusiva. Las persianas y las extensiones de plástico de los faldones fueron eliminadas y el alerón delantero fue reducido a uno más pequeño y de una vista más discreta, fijado sobre la fascia. Las puertas, el parabrisas, las salpicaderas delanteras, el cofre, los biseles, las luces de estacionamiento y los rines permanecieron sin cambios. Las defensas tenían el mismo diseño tanto adelante como atrás, viniendo en negro y llevando aún los topes y las molduras de hule. Ésta nueva carrocería significó el último paso en la evolución del Rally, el pasar de ser un modelo separado dentro de una línea (American) a convertirse en una línea separada dentro de la gama VAM. La descontinuación del American Rally AMX y el cambio de carrocería terminaron por ser decisiones acertadas para la empresa. Las ventas del modelo sobrepasaron a las de los dos años anteriores, el modelo generó un entusiasmo que terminó crear imagen para la VAM como solo el Javelin lo había hecho.


    Rally GT 1981 con rines cambiados


    Tablero de Rally GT 1981

    El nombre del nuevo deportivo fue Rally AMX y como nueva línea independiente adquirió ediciones diferentes. Aparte del AMX llegó la edición GT, característica por llevar el motor 4.6 Litros modificado de alto desempeño que debutó el año anterior en el American 06-S, motivo por el cual estaba restringido a llevar solo transmisión manual. Sin embargo, por un error de último minuto de la directiva, ésta nueva edición llevó por nombre “American GT” en vez de “Rally GT”, un error que tuvo que esperar hasta el año siguiente para ser corregido. Ambas ediciones incorporaban un nuevo diseño de volante deportivo (primero desde 1972), un nuevo velocímetro de 180 km/h, chapa eléctrica para abrir la cajuela, nuevos asientos y nuevas vestiduras; el GT específicamente llevaba de fábrica el radio AM FM estéreo, tacómetro analógico, desempañador trasero, los limpiadores intermitentes, plafón con luz de mapa integrada, los rines deportivos de placa de acero y el alerón trasero. Mecánicamente, recibió un nuevo modelo de caja de velocidades manual con relaciones más largas y la presencia de una compleja y muy funcional barra estabilizadora trasera. El modelo Gran Turismo pese a ser de seis cilindros ofrecía una pareja competencia con los deportivos del mercado mexicano con máquinas V8, especialmente el Ford Mustang y el Chevrolet Monte Carlo SS. El Rally GT con la transmisión manual de cuatro velocidades y relación de diferencial de 3.31:1 aceleraba de 0 a 100 kilómetros por hora en 9.35 segundos. El Rally AMX con transmisión manual y relación de diferencial de 3.07:1 tenía un desempeño de 0 a 100 en 11.37 segundos. Ambas pruebas fueron hechas con los dos motores en condiciones originales de fábrica.


    Rally SST 1981 con polveras cambiadas.

    Para 1981 la línea Rally recibió cambios de consideración. La columna de dirección incorporó el cambio de luces en la palanca de las direccionales, llegó el cuarto diseño de volante deportivo, el alerón trasero de norma en el AMX, el radio AM FM estéreo de norma en el AMX, la antena eléctrica de norma en el GT, nuevos diseños de rótulos exteriores para cada uno, asientos delanteros tipo Recaro (los mejores en la historia del Rally), tolva para el ventilador, tanque de recuperación, nuevas vestiduras de puerta, nuevo diseño de parrilla y espejos laterales. Lo más sobresaliente del año fue la presencia de una tercera edición, un concepto único en la historia del deportivo, el Rally SST. Ésta era una versión totalmente de lujo, cuya principal característica era llevar transmisión automática como equipo de fábrica (único Rally con esta característica). El Rally SST revivió la presencia de polveras de lujo por primera vez desde los modelos 1973 y del paquete de molduras cromadas (y defensas cromadas) por primera vez desde los modelos 1977. En cuanto al interior, destaca una consola con compartimento en lugar de los medidores auxiliares y el reloj digital de cuarzo en lugar del tacómetro. El modelo llevaba de fábrica todos los accesorios opcionales del AMX y el GT (aire acondicionado, vidrios eléctricos, seguros eléctricos) aparte de llevar accesorios exclusivos (visera del copiloto con espejo de vanidad, reflectores de seguridad en coderas de puerta, espejos laterales cromados cuadrados). El joven deportivo de VAM ya existía para todos los gustos.


    Rally AMX 1982

    Para 1982 el desato de la crisis económica nacional golpeó violentamente a la industria automotriz nacional. Las ventas cayeron estrepitosamente e inclusive el gobierno emitió otro decreto, el cual incluía la prohibición de la importación de accesorios automotores. Por este motivo se perdieron varias líneas de las listas de accesorios opcionales en los modelos de VAM. Lo anterior aunado a la confusión creada con el modelo Lerma provocó la descontinuación del Rally SST, al menos como edición. Varias agencias de VAM ofrecieron paquetes de accesorios prácticamente idénticos a los del Rally SST para el Rally AMX, excepto por los que fueron eliminados. El Rally GT también fue descontinuado, al menos como edición. De igual forma los Rally AMX con transmisión manual ofrecían paquetes de accesorios de alto desempeño que inclusive llegaron a tener nombre nuevo, los más comunes siendo “Rally TX” y “Rally ZX”. Pese a todos los cambios vistos llegaron a haber algunos accesorios opcionales nuevos para el modelo este año, destacando el Radio AM FM estéreo con tocacintas y el conjunto de limpiador y lavador trasero. Entre otras novedades, el Rally recibió un nuevo diseño de defensas recortadas con alerones de plástico alargados y más aerodinámicos, mejorando notablemente la apariencia moderna y deportiva del modelo. Los modelos 1983 fueron prácticamente idénticos a los de 1982 con solo contados detalles únicos, como el cenicero trasero lateral, necesario debido a la eliminación en 1982 del cenicero de la consola central al ser artículo de importación y con el nuevo diseño de consola central solo abarcando la palanca de velocidades y los medidores. Los espejos laterales pasaron a serlos mismo usados en el Rally SST dos años atrás, pero con la característica de no llevar chicotes de control, que desde el año anterior pasaron a ser opcionales.


    Rally AMX 1983

    El Rally de VAM es un capítulo único en la historia de la industria automotriz mexicana del siglo XX. Es quizás el primer y único automóvil deportivo hecho y conceptualizado por y para mexicanos. Entre los empleados de la empresa no había identidad y orgullo más grande que el Rally, la única posible excepción siendo el Lerma (primer diseño mexicano). En todos los automóviles relacionados a la American Motors en el mundo no hay NADA que se le parezca al VAM Rally. Las únicas excepciones que produjo la AMC que son realmente similares al Rally fueron el Hornet Rallye X de 1972, el Concord AMX 1978 y el Spirit GT 1983. El Hornet X y el Spirit GT de 1979 a 1982 no se le acercan ni tantito en desempeño y equipo de fábrica. Pese a la limitación de solo llevar motores de seis cilindros en el Rally, la VAM hizo lo posible por sacarle el máximo a jugo a dichos motores y crear verdaderos modelos de alto desempeño como el Rally GT. Pese al origen estadounidense del modelo y la fuerte influencia “muscle car” que recibió de su época inicial, la VAM siempre optó por darle un toque más europeo. Esto se vio presente en características como solo llevar palanca de velocidades al piso y, al principio y en los modelos GT, solo estar disponible con transmisiones manuales. Al momento de la desaparición de la VAM, el Rally estaba en su punto más alto de su popularidad. De haber seguido la VAM el Rally bien pudo haber llegado a dar el último paso evolutivo que le faltaba, pasar de ser una línea separada a una submarca separada dentro de la empresa como le ocurrió a los modelos Rambler en 1958 dentro de American Motors en sus inicios. El Rally es enormemente reconocido y venerado dentro de los círculos profesionales de rallismo en México. Muchos fueron usados en competencia y a la fecha hay algunos que siguen compitiendo. A nivel mecánico, es uno de los modelos de VAM que más son objeto de modificaciones de alto desempeño. Actualmente, solo estando debajo del Javelin, el Rally es el gran favorito de la marca con la mayor preferencia en los modelos cortos sobre el cupé y el sedan.

    Especificaciones técnicas: Motor seis cilindros en línea de 4.6 Litros (282 pulgadas cúbicas) con carburador Motorcraft de dos gargantas, relación de compresión de 8.0:1 y 200 caballos brutos de fuerza a 4,400 revoluciones por minuto (1978). Motor seis cilindros en línea de 4.6 Litros (282 pulgadas cúbicas) con carburador Motorcraft de dos gargantas, relación de compresión de 8.0:1 y 132 caballos netos de fuerza a 3,800 revoluciones por minuto (1979 a 1981). Motor seis cilindros en línea de 4.6 Litros (282 pulgadas cúbicas) con carburador Holley de dos gargantas, relación de compresión de 8.5:1 y 172 caballos netos de fuerza a 4,200 revoluciones por minuto (American GT 1980 y Rally GT 1981). Motor seis cilindros en línea de 4.6 Litros (282 pulgadas cúbicas) con carburador Motorcraft de dos gargantas, relación de compresión de 8.5:1 y 129 caballos netos de fuerza a 4,000 revoluciones por minuto. Transmisión manual de cuatro velocidades y reversa Borg Warner TREMEC 170-F con mecanismo Hurst (1978 a 1979). Transmisión manual de cuatro velocidades y reversa Borg Warner TREMEC 176-F con mecanismo Hurst (1980 a 1983). Transmisión automática de tres velocidades Chrysler Torque-Flyte “Torque-Command” (1978 a 1983 excepto modelos GT). Frenos de potencia de disco en las ruedas delanteras y de tambor en las ruedas traseras, suspensión delantera independiente de resortes helicoidales y amortiguadores tubulares, suspensión trasera de muelles longitudinales con amortiguadores tubulares, barra estabilizadora delantera, barra estabilizadora trasera (modelos 1980 a 1983), dirección hidráulica, sistema de encendido electrónico, sistema eléctrico de 12 volts, relación de diferencial de 3.31:1 (solo modelos GT) y 3.07:1 (todos los demás), medida de llantas 70 X 14 radiales, ventilador de cuatro aspas rígidas (1978 y 1979), ventilador de siete aspas flexibles (1980 a 1983), tolva para ventilador (1981 a 1983), tanque de recuperación (1981 a 1983), lavadores y limpiadores de parabrisas eléctricos.

    Equipo de norma: Asientos delanteros individuales de cubo con respaldo alto y mecanismo de reclinación (con cabecera ajustable desde 1980), asiento trasero de banca con respaldo abatible para espacio de carga (respaldo dividido desde 1980), cinturones de seguridad de tres puntos con doble mecanismo retráctil (un solo mecanismo retráctil desde 1980), conjunto de medidores auxiliares separados (solo Rally AMX 1978), consola central con cenicero delantero y compartimento con cerradura (solo Rally AMX 1978), consola central con medidores auxiliares y codera con cenicero trasero (Rally AMX 1979 a 1981 y los modelos GT), consola central con compartimento delantero y codera con cenicero trasero (solo Rally SST), consola central con medidores auxiliares únicamente (solo Rally AMX 1982 y 1983), tablero de instrumentos de plástico del color del interior con carátulas en imitación de madera, velocímetro de 140 km/h (1978 y 1979), velocímetro de 180 km/h (1980 a 1983), tacómetro digital (Rally AMX), tacómetro analógico (Rally GT), reloj digital de cuarzo (Rally SST), chicote interior para liberar el cofre, radio AM monoaural (solo Rally AMX de 1978 a 1980), radio AM FM estéreo con cuatro bocinas (GT, SST y los AMX de 1981 a 1983), conjunto de calefacción y ventilación con desempañador de parabrisas, desempañador trasero (solo en SST y GT), cenicero delantero, encendedor de cigarros, cajuela de guantes con cerradura, chapa eléctrica para liberar la cajuela (excepto 1982 y 1983), charola portabultos, paquete de luces (dos luces de cortesía, luz del cenicero, luz de la guantera y luz para el cofre), volante deportivo de tres brazos, plafón redondo (Rally AMX), plafón con luz de mapa (Rally GT y Rally SST), limpiadores de dos velocidades (Rally AMX), limpiadores intermitentes (Rally GT y Rally SST), antena convencional sobre el toldo (Rally AMX), antena eléctrica (Rally GT 1981 y Rally SST), cenicero trasero separado (American Rally AMX 1978 y Rally AMX 1983), persianas traseras deportivas (1978 y 1979), parabrisas sombreado, espejos laterales dobles con control remoto (control remoto no disponible en el espejo del copiloto en 1978, control remoto opcional en 1982 y 1983), molduras protectoras laterales de hule, rines de cinco huecos (Rally AMX 1978 a 1981 y Rally SST 1981), rines deportivos de placa acero de ocho huecos (modelos GT y Rally AMX 1982 y 1983), tapones de rueda en forma de volcán, apariencia deportiva (venían en negro los espejos, molduras del parabrisas, marcos de las puertas, postes centrales, tapones de rueda, estribos, defensas y la parrilla, ésta última no incluida en 1980; no disponible en Rally SST), rótulos deportivos (excepto Rally SST y AMX 1982 y 1983), extensiones de plástico sobre los faldones de las salpicaderas (1978 y 1979), topes de defensa, alerón delantero, alerón trasero (solo en modelos GT y Rally AMX 1981). Rally SST (aparte de lo ya mencionado): transmisión automática, aire acondicionado (no disponible en modelos GT y opcional en Rally AMX), espejo de vanidad en la visera del copiloto, reflectores de seguridad debajo de las coderas laterales, vidrios eléctricos, seguros eléctricos, paquete de molduras cromadas (faldones de las ruedas, vidrios de las puertas, vidrios traseros laterales, desagües laterales, defensas cromadas), polveras de lujo, molduras rayadas de estribos, espejos laterales cuadrados cromados. No había accesorios opcionales en Rally SST.

    Equipo opcional (solo Rally AMX y GT): Transmisión automática (no disponible en modelos GT), sistema de aire acondicionado (no disponible en modelos GT), desempañador trasero (de norma en modelos GT, no disponible en 1982 y 1983), plafón con luz de mapa (de norma en modelos GT ), rines deportivos de placa de acero de ocho huecos (solo Rally AMX 1979 a 1981, de norma en modelos GT y Rally AMX 1982 y 1983), rines deportivos de placa de acero de diez huecos (Rally AMX 1982 y 1983), quemacocos, vidrios y seguros eléctricos (solo en Rally GT 1981 y Rally AMX 1981, no disponibles en 1982 y 1983), limpiadores intermitentes (desde 1980, de norma en Rally GT), antena eléctrica (desde 1980, de norma en Rally GT 1981), radio AM FM estéreo con tocacintas (solo 1982 y 1983), limpiador trasero y lavador de medallón (1982 y 1983), alerón trasero (solo en Rally AMX 1980, no disponible en 1982 y 1983), control remoto para espejos laterales (solo 1982 y 1983).

    Agradecimientos Especiales:

    Ing. Salvador Díaz Espejel,
    Jefe de Planeación de Productos de la VAM de 1973 a 1983, por la revisión de este artículo y por proveer muchos datos importantes.

    Luis Gerardo González, por la fotografía del American Rally AMX 1978 negro.

    Copyright © 2011 Mauricio Jordán


    _________________

    Club VAM Rambler Guadalajara

    • Conocerlos es quererlos, 1972.
    • Cuando no se es una empresa famosa se tienen que hacer mejores automóviles, 1976.
    • Lanza el reto, 1979.
    • El sueño posible, 1980.
    • Una empresa mexicana que marcha sobre ruedas, 1981.

    - Vehículos Automotores Mexicanos S. A. de C. V. 1946 - 1986
    Hecho en México

      Fecha y hora actual: Sáb Abr 19, 2014 12:15 am